Audi gana las dos carreras de Zolder y se asegura los tres títulos del DTM

Audi ocupa los tres puestos del podio en el Circuito de Zolder en la carrera del sábado y logra un doblete el domingo.

Audi llegó a la séptima cita de la temporada 2020 del DTM, disputada en el Circuito de Zolder, con los títulos de equipos y fabricantes garantizados. En el circuito belga también se ha asegurado la consecución del título de pilotos de forma anticipada. Con su doble victoria, René Rast se acerca a tan sólo 10 puntos del líder del campeonato, Nico Müller, a falta de dos citas (cuatro carreras) para el final de la temporada.

Primera carrera: Rast lidera el triplete y Audi se asegura el título de pilotos
Para Audi, este es el duodécimo título de pilotos en el DTM y el cuarto triplete en el campeonato, tras los logrados en 2004, 2017 y 2019. “Tener los tres títulos en el bolsillo tan pronto es algo extraordinario, no creo que haya sucedido antes algo igual en el DTM”, declara el Director de Audi Motorsport, Dieter Gass.

El hombre del sábado en Zolder fue René Rast, piloto del equipo Audi Sport Team Rosberg. En clasificación, el bicampeón del DTM logró la pole position en el último momento, superando al piloto de BMW Timo Glock e impidiendo el fin de la racha de poles de Audi en el DTM: por vigésima vez consecutiva, un Audi RS 5 DTM ocuparía el primer puesto de la parrilla.

Aunque había comenzado la carrera desde el lado de la pista que todavía estaba mojado, Rast se puso inmediatamente en cabeza, liderando la prueba de principio a fin. Además, también consiguió la vuelta rápida. “Doy las gracias a mi equipo, porque creo que hemos tenido el vehiculo más rápido de todos”, declaró Rast después de cruzar la línea de meta con una ventaja de más de 18 segundos. “Es fantástico haber vuelto a la acción de esta forma. Hemos recuperado el ritmo, demostrando que no se nos puede descartar. En 2017 lo conseguimos con una diferencia similar en el campeonato”.

El líder del DTM, Nico Müller (Audi Sport Team Abt Sportsline), tuvo que conformarse con el tercer puesto en el podio. “No estaba contento con el balance de mi automóvil en clasificación, lo que nos colocó en una posición complicada de cara a la carrera. Pero haber podido acabar tercero en un circuito donde es tan difícil adelantar, está muy bien”, declaró Müller.El compañero de equipo de Müller, Robin Frijns, también consiguió reducir la diferencia con el líder del campeonato, gracias a su segunda posición. El holandés, que vive en Bélgica, partió desde el tercer puesto de la parrilla y se puso segundo en la salida por detrás de Rast, pero no pudo mantener el ritmo del líder. “Desafortunadamente, perdí la posición con Timo (Glock) después de parar en boxes, lo que me costó un poco de tiempo”, explicó Frijns. “Tuve que llevar al límite mis llantas durante algunas vueltas para volver a la segunda posición. Después me concentré en asegurar el segundo puesto y cuidarlas”.

Segunda carrera: Rast vuelve a ganar y la lucha por el campeonato se aprieta
En el camino hacia su cuarta victoria de la temporada, Rast mostró la velocidad necesaria y tuvo la suerte precisa. En la parrilla, la aparición de unas llamas en su RS 5 DTM procedentes de la zona del motor, no le impidieron tomar la salida. El alemán tuvo un inicio espectacular: partiendo desde la segunda fila, antes incluso de la primera curva ya había adelantado a los dos BMW que salían por delante. La decisión de su equipo de cambiar las llantas en la vuelta doce resultó un acierto: apenas una vuelta después tuvo que salir a pista el auto de seguridad, por lo que todos los pilotos que todavía no habían parado en boxes, entre ellos el líder del campeonato, Nico Müller, se quedaron sin opciones de victoria.

“Fue una carrera loca en la que pasaron muchas cosas”, declaró Rast. “El fuego en la parrilla de salida, la remontada en la salida desde el tercer al primer puesto, el auto de seguridad… Pero tomamos las decisiones acertadas y, una vez más, tuve un vehículo perfecto. Siempre he dicho que una o dos carreras pueden cambiar todo rápidamente”.

Curiosamente, la entrada del auto de seguridad fue provocada por uno de sus dos rivales por el título. Robin Frijns había remontado desde el octavo hasta el tercer puesto, pero a la salida del pit-lane pasó por un charco y acabó chocando contra las protecciones. “Fue error mío y lo lamento muchísimo, sobre todo por el equipo”, dijo Frijns. “El abandono es doloroso, pero todavía hay más de 100 puntos en juego y todo es posible”.

El auto de seguridad también impidió que su compañero, Nico Müller, sumara algunos puntos. “René y Mike (Rockenfeller) recibieron la llamada desde el pit-lane incluso antes de que se desplegaran las banderas amarillas”, declaró Müller tras finalizar en novena posición. “Los dos tuvieron la suerte de parar antes de la salida del vehículo de seguridad. Desafortunadamente, esta vez no todos pudimos entrar a boxes antes de la salida del safety car. Esto me costó un mínimo de 13 puntos, que podrían decidir el campeonato”.

Por este motivo, a pesar de lograr el título de pilotos de forma anticipada, en el equipo Audi Sport Team Abt Sportsline la felicidad no era completa. “Fue un día duro para nosotros y estamos muy decepcionados”, declaró el Director del equipo, Thomas Biermaier. “Aún así, estoy muy orgulloso por haber logrado el campeonato de pilotos cuatro carreras antes del final de la temporada. Estamos mostrado un magnífico rendimiento durante todo el año y todos saben que volveremos más fuertes las siguientes carreras”.

Mike Rockenfeller consiguió su mejor resultado de la temporada, al acabar en la segunda posición. “Estoy contento, porque puedo llevarle a mis hijos el trofeo. Entrar en boxes antes del vehículo de seguridad ha sido decisivo. Lo hicimos todo bien, gracias a mi equipo. No pude mantener el ritmo de René. Creo que sabemos lo que necesitamos mejorar, por lo que espero estar más cerca el próximo fin de semana”, declaró “Rocky”.

“Ha sido otro día exitoso para Audi”, señaló Dieter Gass, Director de Audi Motorsport, tras la carrera del domingo. “Un doblete es un muy buen resultado, especialmente después de que, por primera vez en mucho tiempo, no tuviéramos a uno de nuestros automóviles en primera fila. Después de 20 pole positions consecutivas, esta vez no lo conseguimos. Aún así, lograr un doblete es genial. Pero he visto algunas cosas que tenemos que mejorar para la próxima carrera”.

El próximo fin de semana se disputan otras dos carreras del DTM en Zolder. Aún así, no se espera que el título de pilotos se decida hasta la última cita de la temporada, en Hockenheim. Con 259 puntos, Nico Müller lidera la clasificación por delante de René Rast (249) y de Robin Frijns (243).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *